Request My Consultation

¿Cómo podemos ayudarle?

Forma de Contacto Rápido

Presentar Información

Agresión y crímenes violentos en Arizona

Abogado especialista en agresión de Phoenix

La ley del estado de Arizona establece que una acusación de agresión debe basarse ya sea en una amenaza de violencia física hacia una persona o en un daño físico real provocado por el comportamiento violento del acusado. Como consecuencia, los fiscales y jueces de Arizona toman los crímenes violentos muy seriamente y suelen requerir penas severas en contra de los acusados. Si ha sido arrestado o enfrenta acusaciones de agresión en Arizona, póngase en contacto con un abogado criminalista de Phoenix de MayesTelles PLLC inmediatamente para conversar acerca de su caso y sus opciones legales.

Las acusaciones de agresión más comunes que defienden nuestros abogados incluyen, entre otras, los crímenes listados a continuación:

  • Homicidio (A.R.S. 13-1101)
    • Homicidio accidental (A.R.S. 13-1102)
    • Homicidio involuntario (A.R.S. 13-1103)
    • Asesinato en segundo grado (A.R.S. 13-1104)
    • Asesinato en primer grado (A.R.S. 13-1105)
  • Imprudencia (A.R.S. 13-1201)
  • Agresión y agresión agravada (A.R.S. 13-1203 y 13-1204)
  • Agresión con arma peligrosa o instrumento peligroso
  • Acusaciones peligrosas y crímenes violentos (A.R.S. 13-901,01)
  • Tiroteo desde un vehículo en movimiento (A.R.S. 13-1209)
  • Robo agravado (A.R.S. 13-1903)
  • Robo armado (A.R.S. 13-1904)
  • Robo (A.R.S. 13-1902)
  • Resistencia al arresto (A.R.S. 13-2508)
  • Conducta impropia con armas de fuego (A.R.S. 13-3102)

Agresión simple

Una acusación de agresión en Arizona puede entablarse contra una persona de varias formas diferentes, empezando por la agresión simple o la agresión menor. Generalmente las agresiones menores se tratan en los tribunales municipales o tribunales de justicia. Sin embargo, a las agresiones menores generalmente se les suelen agregar agravantes adicionales en el Tribunal Superior de Maricopa County. Un error común es creer que para que exista una acusación por agresión menor una persona tiene que haber resultado herida. En Arizona, no es necesario que se haya herido a una persona para acusar y condenar a un individuo por agresión. La acusación puede proceder con los cargos de agresión sin contar con más que una declaración de que la víctima sintió miedo razonable de sufrir un daño físico inminente, o que hubo un contacto físico con la víctima con la intención de lastimarla, insultarla o provocarla. Si la víctima realmente resultó herida, la ley requiere pruebas de que el agresor causó el daño físico intencionalmente, deliberadamente o por imprudencia.

Todos los cargos por agresión menor son punibles con hasta seis meses de prisión y una multa de hasta $2,500.00 de dólares más recargos. Generalmente, los tribunales suelen imponer penas adicionales como libertad condicional y diferentes formas de terapia, como por ejemplo el manejo de la ira. Los abogados de MayesTelles PLLC tienen un amplio conocimiento acerca de cómo llegar a la verdad de las acusaciones de agresión examinando toda la evidencia, entrevistando a testigos y cuestionando cada aspecto del caso del estado. Para obtener más información acerca de la defensa de sus acusaciones de agresión, póngase en contacto con los experimentados abogados de MayesTelles PLLC a cualquier hora del día o de la noche.